Vitamina B12: ¿Puede ayudarnos a perder peso?

Recientemente, la vitamina B12 se ha relacionado con la pérdida de peso y el aumento de la energía, pero ¿son estas afirmaciones reales? Muchos médicos y nutricionistas se inclinan por el no.

B12 y pérdida de peso

La vitamina B12 juega un papel importante en varias de las funciones esenciales del cuerpo, incluida la síntesis de ADN y la formación de glóbulos rojos. También ayuda al cuerpo a convertir las grasas y las proteínas en energía y ayuda en la descomposición de los carbohidratos.

La deficiencia de vitamina B12 puede ocasionar varias dolencias, especialmente la anemia megaloblástica, que es causada por un bajo conteo de glóbulos rojos.

La fatiga y la B12

El síntoma más común de la anemia megaloblástica es la fatiga. Esta forma de anemia, así como otros problemas de salud asociados con la deficiencia de B12, pueden tratarse fácilmente con inyecciones de la vitamina.

Las afirmaciones de que B12 puede aumentar la energía y ayudar en la pérdida de peso provienen de la suposición incorrecta de que el efecto que tiene sobre las personas con anemia megaloblástica será el mismo en personas con niveles normales de vitamina B12.

¿Fuentes de vitamina B12?

La mayoría de las personas obtienen vitamina B12 a través de sus alimentos. La vitamina está presente de forma natural en ciertos alimentos basados ​​en proteínas animales, como:

  • mariscos
  • carne y aves de corral
  • huevos
  • leche y otros productos lácteos

Las fuentes vegetarianas de B12 incluyen:

  • ciertas leches vegetales que están fortificadas con B12
  • levadura nutricional (condimento)
  • cereales fortificados

Factores de riesgo

Como la mayoría de las fuentes de B12 provienen de fuentes basadas en animales, la deficiencia es común entre vegetarianos y veganos.

Si no comes carne, puedes recomendarte comer alimentos fortificados o tomar un suplemento.

Otros grupos de personas en riesgo de deficiencia de B12 incluyen:

  • los ancianos
  • las personas que son VIH positivas
  • personas que se han sometido a cirugía gastrointestinal
  • personas con ciertos trastornos digestivos, específicamente la enfermedad de Crohn y la enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca es el trastorno autoinmune que causa la intolerancia al gluten. Las personas mayores o aquellas que se han sometido a cirugía estomacal generalmente tienen niveles más bajos de ácido en el estómago. Esto puede dar como resultado una absorción reducida de B12 de los alimentos de origen animal. Para estas personas, la vitamina B12 que se encuentra en alimentos fortificados o suplementos podría ser una mejor opción. Además, las personas que toman el medicamento para la diabetes metformina tienen un mayor riesgo de deficiencia de B12.

Obtener más B12 en su dieta

Suplementos

Hay muchas maneras en que las personas en riesgo de deficiencia de B12 pueden agregar más a su dieta. Como casi cualquier vitamina y mineral en el mercado, las píldoras de suplementos B12 están disponibles en supermercados y farmacias. La B12 también está presente en los suplementos del complejo B, que combinan las ocho vitaminas B en una sola dosis.

Puedes obtener dosis mayores de B12 a través de una inyección, que es una forma común de las instalaciones de pérdida de peso administrar el suplemento. Los médicos suelen sugerir inyecciones de dosis superiores a la media de vitamina B12 para personas diagnosticadas con anemia megaloblástica y otros problemas de salud asociados con una deficiencia de vitamina B12. Este tipo de inyección a menudo requiere una receta médica.

Dieta

Los alimentos donde la vitamina no está presente de manera natural, como los cereales para el desayuno, también pueden ser “fortificados” con B12. Esto puede ser útil para personas en riesgo de deficiencia. Verifia la información nutricional en las etiquetas de los alimentos para ver si ha sido fortificado.

Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) recomiendan 2.4 microgramos (mcg) de vitamina B12 por día para cualquier persona mayor de 14 años. No hay diferencia en la ingesta recomendada para hombres y mujeres. El embarazo aumenta la dosis recomendada para las mujeres, tanto durante el embarazo como después si la madre elige amamantar a su hijo.

Conclusiones

Como cualquier médico o nutricionista te dirá, no existe una cura mágica para perder peso. Aquellos que buscan adoptar un estilo de vida más saludable o bajar de peso deberían desconfiar de los suplementos que pretenden ayudarlo a perder peso sin los cambios de estilo de vida adecuados que afecten su dieta y rutina de ejercicios.

Afortunadamente, no hay riesgos informados al tomar grandes dosis de vitamina B12, por lo que aquellos que han probado las inyecciones para perder peso no tienen que preocuparse. Sin embargo, tampoco hay evidencia reportada que respalde la afirmación de que la vitamina B12 te ayudará a perder peso.

Recibe en tiempo real la últimas actualizaciones del blog, con los mejores artículos sobre nutrición y salud-

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtengas la mejor experiencia de navegación. Aceptar +Info

Privacidad & Cookies