¿El vinagre puede ayudar a controlar el azúcar en sangre?

0

El consumo de vinagre con las comidas fue utilizado como un remedio popular para la diabetes antes de los medicamentos, pero no se sometió a la prueba hasta hace poco.

Un estudio aleatorizado controlado con placebo, encontró que el peso corporal y la grasa del vientre se redujeron de manera significativa mediante la adición de una sola cucharada de vinagre a la dieta diaria. Pero, ¿hay algún beneficio para el consumo de vinagre si no tienes sobrepeso? Los triglicéridos se normalizaron, y en las dos cucharadas al día de dosis, hubo una caída en la presión arterial. Sin embargo, esos efectos pueden haber sido sólo a causa de la pérdida de peso.

Aparte del sabor, ¿hay algún beneficio para las personas de peso normal, del vinagre rociado en sus ensaladas? ¿Qué pasa con el vinagre para el control de azúcar en la sangre?

Si por ejemplo alimentas a la gente con una media taza de azúcar de mesa, ya que su pico de azúcar en la sangre es bajo, su función arterial puede deteriorarse, y cuanto mayor sea el pico de azúcar en la sangre, más se deterioran sus arterias. Hay un medicamento, sin embargo, que puede bloquear la absorción de azúcar, y embotar el pico de azúcar en la sangre, además se puede prevenir la disfunción arterial, lo que demuestra que es probable que sea bueno para el corazón si no tienes grandes picos de azúcar en la sangre después de las comidas. Y, en efecto, el alto pico de azúcar en sangre después de una comida es un predictor de la mortalidad cardiovascular. Por lo tanto, las personas que comen muchos alimentos de alto índice glucémico, como los alimentos azucarados y granos refinados, tienden a tener más ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Y, parecen más propensos a tener diabetes.

Las dietas que se han puesto a prueba en ensayos controlados aleatorios y probadas para prevenir la diabetes son las que se centran en disminuir la grasa saturada y el aumento gradual del consumo de alimentos integrales ricos en fibra, como frutas, verduras y granos enteros, sin tener en cuenta específica a las cargas glucémicas bajas o más altas.

Los medicamentos han sido puestos a prueba, sin embargo, el embotamiento de uno de los picos de azúcar en la sangre a la hora de la comida no parece reducir el riesgo de desarrollar diabetes, así como reducir el riesgo de ataques al corazón y presión arterial alta.

Entonces, ¿hay alguna manera de prevenir estos picos de azúcar en la sangre sin tomar medicamentos? Bueno, una forma sería la de no tomar azúcar!

La dieta más saludable para evitar las grasas y los picos de azúcar en la sangre relacionados con las comidas, la oxidación y la inflamación, es una dieta centrada alrededor de los alimentos vegetales enteros.

El consumo de vinagre con las comidas se utilizó evidentemente como un remedio casero para la diabetes antes de los medicamentos, pero no se sometió a prueba hasta 1988. Después de todo, ¿cuánto dinero se puede hacer a partir del vinagre? Según el Instituto de Vinagre, millones de dólares, pero un solo medicamento para la diabetes, como Rezulin, pudo tirar en miles de millones, todo antes de que fuera retirado del mercado por matar a mucha gente por cerrar sus hígados. La compañía farmacéutica sigue siendo hecha como un bandido…

Si utilizas cuatro cucharaditas de vinagre de manzana diluido en agua, obtienes el mismo embotamiento de antes. Y, se obtiene la ventaja adicional sobre la reducción de los niveles de insulina en la sangre.

¿Qué pasa con el vinagre?

No sólo una cucharada al día puede mejorar el colesterol y los triglicéridos con el tiempo, el vinagre puede bajar los triglicéridos en una comida, junto con la disminución de azúcar en la sangre y el aumento de la insulina, lo que puede ofrecer el mejor de los mundos.

Referencias:

P Mitrou, E Petsiou, E Papakonstantinou, E Maratou, V Lambadiari, P Dimitriadis, F Spanoudi, S A Raptis, G Dimitriadis. Vinegar Consumption Increases Insulin-Stimulated Glucose Uptake by the Forearm Muscle in Humans with Type 2 Diabetes. J Diabetes Res. 2015;2015:175204.

T Kondo, M Kishi, T Fushimi, S Ugajin, T Kaga. Vinegar intake reduces body weight, body fat mass, and serum triglyceride levels in obese Japanese subjects. Biosci Biotechnol Biochem. 2009 Aug;73(8):1837-43.

J H O’Keefe, N M Gheewala, J O O’Keefe. Dietary strategies for improving post-prandial glucose, lipids, inflammation, and cardiovascular health. J Am Coll Cardiol. 2008 Jan 22;51(3):249-55.

C S Johnston, A J Buller. Vinegar and peanut products as complementary foods to reduce postprandial glycemia. J Am Diet Assoc. 2005 Dec;105(12):1939-42.

K Ebihara, A Nakajima. Effect of acetic acid and vinegar on blood glucose and insulin responses to orally administered sucrose and starch. May 1988.

C J Panetta, Y C Jonk, A C Shapiro. Prospective randomized clinical trial evaluating the impact of vinegar on lipids in non-diabetics. World J. Cardiovas. Dis. 3, 191-196. 2013.

J L Chiasson, R G Josse, R Gomis, M Hanefeld, A Karasik, M Laakso; STOP-NIDDM Trail Research Group. Acarbose for prevention of type 2 diabetes mellitus: the STOP-NIDDM randomised trial. Lancet. 2002 Jun 15;359(9323):2072-7.

M Naissides, J C Mamo, A P James, S Pal. The effect of acute red wine polyphenol consumption on postprandial lipaemia in postmenopausal women. Atherosclerosis. 2004 Dec;177(2):401-8.

M Hanefeld, J L Chiasson, C Koehler, E Henkel, F Schaper, T Temelkova-Kurktschiev. Acarbose slows progression of intima-media thickness of the carotid arteries in subjects with impaired glucose tolerance. Stroke. 2004 May;35(5):1073-8. Epub 2004 Apr 8.

J L Chiasson, R G Josse, R Gomis, M Hanefeld, A Karasik, M Laakso; STOP-NIDDM Trial Research Group. Acarbose treatment and the risk of cardiovascular disease and hypertension in patients with impaired glucose tolerance: the STOP-NIDDM trial. JAMA. 2003 Jul 23;290(4):486-94.

DECODE Study Group, the European Diabetes Epidemiology Group. Glucose tolerance and cardiovascular mortality: comparison of fasting and 2-hour diagnostic criteria. Arch Intern Med. 2001 Feb 12;161(3):397-405.

A M Opperman, C S Venter, W Oosthuizen, R L Thompson, H H Vorster. Meta-analysis of the health effects of using the glycaemic index in meal-planning. Br J Nutr. 2004 Sep;92(3):367-81.

“Z Beheshti, Y H Chan, H S Nia, F Hajihosseini, R Nazari, M Shaabani, M T S Omran. Influence of apple cider vinegar on blood lipids. Life Science Journal 2012;9(4).

T C Wascher, I Schmoelzer, A Wiegratz, M Stuehlinger, D Mueller-Wieland, J Kotzka, M Enderle. Reduction of postchallenge hyperglycaemia prevents acute endothelial dysfunction in subjects with impaired glucose tolerance. Eur J Clin Invest. 2005 Sep;35(9):551-7.

G Livesey, R Taylor, H Livesey, S Liu. Is there a dose-response relation of dietary glycemic load to risk of type 2 diabetes? Meta-analysis of prospective cohort studies. Am J Clin Nutr. 2013 Mar;97(3):584-96.

J I Mann, L Te Morenga. Diet and diabetes revisited, yet again. Am J Clin Nutr. 2013 Mar;97(3):453-4.

J Fan, Y Song, Y Wang, R Hui, W Zhang. Dietary glycemic index, glycemic load, and risk of coronary heart disease, stroke, and stroke mortality: a systematic review with meta-analysis. PLoS One. 2012;7(12):e52182.

S H Holt, J C Miller, P Petocz. An insulin index of foods: the insulin demand generated by 1000-kJ portions of common foods. Am J Clin Nutr. 1997 Nov;66(5):1264-76.

E A Gale. Lessons from the glitazones: a story of drug development. Lancet. 2001 Jun 9;357(9271):1870-5.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.