Carbohidratos: ¿buenos o malos para ti?

Con la explosión de las dietas bajas en carbohidratos y sin carbohidratos, estos nutrientes básicos han caído en desgracia. ¿Pero son realmente tan malos para ti?

¿Son los carbohidratos malos para ti?

Todos somos únicos, y todos necesitamos experimentar con diferentes dietas para encontrar lo que funciona mejor para nosotros. Se abierto y honesto contigo mismo sobre qué opciones de alimentos te ayudan a mantenerte saludable y a qué alimentos necesitas renunciar. Puede ser un proceso complejo, pero hay algunos principios básicos:

  1. Mantente bien hidratado con agua y bébela principalmente entre comidas.
  2. Come alimentos enteros (sin procesar) tanto como sea posible.
  3. Céntrate en las verduras. Compra y prepara muchas verduras diferentes.
  4. Minimiza el consumo de carne de res y cerdo.
  5. No comas en exceso.
  6. No comas dentro de 2 a 3 horas antes de acostarse.

No hay nada revolucionario, pero en su mayoría debes apegarte al plan.

Proliferación de alimentos procesados

Los alimentos solían cultivarse dentro de los 5 a 10 kilometros de donde se consumían, mínimamente procesados, siempre orgánicos, siempre en temporada.

Desde la llamada Revolución Verde de la década de 1970, la industria agrícola descubrió que los granos eran más fáciles de manipular que las grasas o las proteínas (aunque también se procesan).

El maíz producido en masa se usa para hacer edulcorantes como el jarabe de maíz alto en fructosa, así como almidón de maíz, vitamina C en polvo, aceite de maíz, bebidas y alcohol industrial, y etanol como combustible.

La soja es otra planta producida en masa que se agrega a muchos alimentos procesados. Los japoneses fueron pioneros en el uso de la soja, pero tradicionalmente se sirve fermentada (miso, tempeh, tofu) y con algas marinas con alto contenido de yodo.

La leche de soya no es un alimento tradicional, y si estás buscando alternativas no lácteas, las leches de nueces y semillas pueden ser mejores opciones. En cuanto a la salud, la soja puede bloquear la absorción de yodo necesaria para la formación de hormonas tiroideas.

La buena comida es menos procesada

Ejemplos de buenas proteínas incluyen salmón, huevos de corral, venado, soja fermentada y nueces orgánicas.

Se pueden encontrar proteínas malas en cosas como salchichas y salami barato. Las grasas buenas abundan en el aguacate, mantequilla orgánica, aceite de coco y aceite de oliva.

Las grasas malas se encuentran más comúnmente en el aceite rancio utilizado para alimentos fritos en las cadenas de paso.

El trigo irrita el revestimiento intestinal de muchas personas

Cuando se trata de carbohidratos, los buenos vienen en forma de frutas, verduras y granos enteros mínimamente procesados. El trigo, sobre todo el americano, es extremadamente rico en gliadina, la proteína específica en el gluten que hace que los productos horneados sean esponjosos, pero irrita el revestimiento intestinal de muchos humanos.

Todos deben evaluar si sus deposiciones, piel y estado de ánimo mejoran con una dieta libre de trigo. Mantente alejado del trigo por completo durante al menos dos semanas. (Seis semanas es mejor eliminar por completo la proteína de la gliadina).

Luego come un montón de trigo y ve cómo te sientes. Si tu función intestinal continúa perfectamente, tu piel no se agrieta o seca y tu estado de ánimo se mantiene agradable y estable, eres uno de los pocos afortunados que no es sensible a la gliadina.

No todos los carbohidratos son malos

Si bien una dieta alta en grasas / baja en carbohidratos puede tener muchos beneficios, es importante recordar que los carbohidratos no son todos «malos». He descubierto que una dieta de frutas con bajo índice glucémico (p. Ej., Bayas y manzanas) y porciones moderadas de arroz, la quinua o la avena me funcionan bien. Es posible que una dieta cetogénica más estricta funcione mejor. O una dieta vegana (aunque los veganos necesitan comer alimentos fermentados o tomar un suplemento de vit B).

La dieta nunca es una propuesta única para todos. Presta atención a cómo las elecciones y el horario de los alimentos (lo que comes y cuándo lo comes) afectan a tu calidad de vida.

La autoconciencia es clave para el crecimiento personal, y eso es tan cierto en lo que respecta a la dieta como en todas las demás áreas de tu vida.

Comentarios
Cargando...