Nutricuerpos
Nutrición y salud con evidencia

Mejora la concentración y la memoria con ayuda de estos alimentos y consejos

¿Ginseng, pescado, bayas o cafeína? Pero, ¿realmente funcionan? No se puede negar que a medida que envejecemos, nuestro cuerpo envejece junto con nosotros

Alimentos y suplementos dietéticos, para mejorar la memoria, la capacidad de atención y la función cerebral.

La buena noticia es que puedes mejorar tus posibilidades de mantener un cerebro saludable si agregas alimentos y bebidas “inteligentes” a tu dieta.

La cafeína puede hacerte estar más alerta

No existe una fórmula mágica para aumentar el cociente intelectual, la concentración o para hacerte más inteligente, pero ciertas sustancias, como la cafeína, pueden energizarte y ayudarte a concentrarte. Se encuentra en el café, el chocolate, las bebidas energizantes y algunos medicamentos, la cafeína te da ese zumbido inconfundible de activación, aunque los efectos son a corto plazo. Y más a menudo es menos: tomar demasiada cafeína puede hacer que te sientas nervioso.

 

El azúcar puede mejorar la alerta

El azúcar es la fuente de combustible preferida de tu cerebro, no el azúcar de mesa, sino la glucosa, que tu cuerpo procesa a partir de los azúcares y carbohidratos que comes. Es por eso que un vaso de jugo de naranja u otro jugo de frutas puede ofrecer un impulso a corto plazo a la memoria, el pensamiento y la capacidad mental.

Sin embargo, si consumes demasiado la memoria puede verse afectada, junto con el resto de ti. Ten cuidado con el azúcar agregado, ya que se ha relacionado con enfermedades del corazón y otras afecciones.

Come el desayuno para alimentar tu cerebro y la concentración

¿Tentado a saltarte el desayuno? Los estudios han encontrado que desayunar puede mejorar la memoria y la atención a corto plazo. Los estudiantes que lo comen tienden a tener un mejor desempeño que aquellos que no lo hacen. Los alimentos en la parte superior de la lista de cerebro-energía de los investigadores incluyen granos enteros altos en fibra, productos lácteos y frutas. Simplemente no comas en exceso; los investigadores también encontraron que los desayunos ricos en calorías parecen dificultar la concentración.

El pescado realmente es comida para el cerebro

Una fuente de proteínas ligada a un gran impulso cerebral es la rica en ácidos grasos omega-3 que son clave para la salud del cerebro. Estas grasas saludables tienen un poder cerebral increíble: una dieta con niveles más altos de ellas se ha relacionado con una menor demencia y riesgos de apoplejía y un declive mental más lento; Además, pueden desempeñar un papel vital en la mejora de la memoria, especialmente a medida que envejecemos.

Agrega una dosis diaria de nueces y chocolate

Las nueces y las semillas son buenas fuentes de la vitamina E antioxidante, que en algunos estudios se ha relacionado con un menor deterioro cognitivo a medida que envejecemos. El chocolate negro también tiene otras poderosas propiedades antioxidantes, y contiene estimulantes naturales como la cafeína, que puede mejorar el enfoque.

Disfruta de unos 20 grs al día de nueces y chocolate negro para obtener todos los beneficios que necesitas con un mínimo de exceso de calorías, grasa o azúcar.

Aguacates y granos enteros

Cada órgano del cuerpo depende del flujo sanguíneo, especialmente del corazón y el cerebro. Una dieta alta en granos enteros y frutas como los aguacates puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón y reducir el colesterol malo. Esto reduce el riesgo de acumulación de placa y mejora el flujo sanguíneo, ofreciendo una forma simple y sabrosa de activar las células cerebrales.

Los granos integrales, como las palomitas de maíz y el trigo integral, también aportan fibra dietética y vitamina E. Aunque los aguacates tienen grasa, es la grasa monoinsaturada buena para ti que ayuda con el flujo sanguíneo saludable.

Los arándanos son súper nutritivos

La investigación en animales muestra que los arándanos pueden ayudar a proteger el cerebro del daño causado por los radicales libres y pueden reducir los efectos de las enfermedades relacionadas con la edad, como la enfermedad de Alzheimer o la demencia. Los estudios también muestran que las dietas ricas en arándanos mejoraron el aprendizaje y la función muscular de las ratas que envejecen, haciéndolas mentalmente iguales a las ratas mucho más jóvenes.

Beneficios de una dieta saludable

Puede sonar trillado, pero es verdad: si tu dieta carece de nutrientes esenciales, puede afectar a tu capacidad de concentración. Comer demasiado o muy poco también puede interferir con tu enfoque. Una comida pesada puede hacer que te sientas cansado, mientras que muy pocas calorías pueden provocar dolores de hambre que te distraigan.

Beneficia a tu cerebro: Esfuérzate por una dieta bien equilibrada y llena de una amplia variedad de alimentos saludables.

Vitaminas, Minerales y Suplementos

Los estantes de las tiendas gimen con suplementos que afirman aumentar la salud. Aunque muchos de los informes sobre aumentar el poder del cerebro de suplementos como las vitaminas B, C, E, betacaroteno y magnesio son prometedores, un suplemento solo es útil para las personas cuyas dietas carecen de ese nutriente específico.

Algunos investigadores son cautelosamente optimistas sobre el ginseng, el ginkgo y las combinaciones de vitaminas, minerales y hierbas y su impacto en el cerebro, pero aún se necesitan más pruebas.

 

Prepárate para un gran día

¿Quieres potenciar tu capacidad de concentración? Comienza con una comida con jugo de fruta 100%, un bagel de grano entero con salmón y una taza de café. Además de comer una comida bien equilibrada, los expertos también ofrecen este consejo:

  • Ten una buena noche y duerme.
  • Mantente hidratado.
  • Haz ejercicio para ayudar a agudizar el pensamiento.
  • Medita para aclarar el pensamiento y relajarte.

Fuente: webmd.com

Comentarios
Loading...